jueves, 31 de marzo de 2016

PIEDRA PINTADA con BULLDOG INGLES

Aquí tenemos este perrito, es de la raza Bulldog inglés.
Son esos perritos que tienen el morro achatado y parece que les cueste respirar, o eso es la impresión que me hace, cuando veo a uno de estos simpáticos perros.
La  piedra utilizada es bastante grande, pesa aproximadamente 11 kg, es achatada por delante y alargada por detrás, de esta forma es más fácil pintar la cabeza, que en comparación con el cuerpo es más grandes, o al menos ópticamente.
El secreto está en saber combinar los colores tanto oscuros como claros para dar la sensación de que tiene la piel arrugada.




Vamos allá con la explicación:

Lo primero que hay que hacer es encontrar la piedra adecuada, a mi personalmente me gustan grandes.
Después deberemos hacer un esbozo en la piedra para saber donde irá cada cosa.


Y empezaremos a pintar, sin miedo, allá vamos
Primero pintaremos las partes marrones con ese color, el blanco y también pintaremos el interior de las orejas de color rosa oscuro.
Después haremos líneas en color negro o marrón oscuro para saber donde están las arrugas.
Se harán sombras alrededor de los ojos, debajo de la nariz en la barbilla, debajo de la papada y alrededor de la cabeza.


Después seguiremos haciendo rayas oscuras a lo largo del cuerpo y ensombreceremos en la parte donde están las patas y la cola.

 Primero por un lado y después:

Por el otro.


Se jugará con los marrones claros y oscuros, se delinea los ojos y se pintan estos con marrones, haciendo las sombras correspondientes.
También pintaremos la nariz con su agujeros, dando toques luminosos.




 Y Voilà!!!!, aquí está la pieza terminada.