viernes, 24 de junio de 2016

COMO PINTAR PIEDRAS CON ERIZOS

Piedras pintadas con ERIZOS

Aquí estoy de nuevo, esta vez he querido pintar piedras con pequeños erizos del bosque, esos pequeños animalitos que comen gusanos e insectos y que parece ser que están tan de moda últimamente.



Son animales que cuando se sienten amenazados se enroscan sobre si mismos y al estar dotados por una cantidad significativa de pinchos en su espalda, éstos hacen que sea casi imposible hacerles daño, me refiero a los depredadores…

Me recuerda cuando era pequeña y un día encontramos una pequeña cría de ratón, le estuvimos dando de comer, trocitos de pan mezclado con un poquito de leche, el ratoncito, comía y comía- Y llegó la noche, y como no sabíamos dónde ponerlo se nos ocurrió ponerlo dentro de una jaula para pájaros, y ésta dentro de la bañera, sin agua, claro está.

Al día siguiente por la mañana fui a ver al pequeño amiguito y ¡No estaba!, había desaparecido, ya no estaba en la jaula para pájaros… mirando por todos lados no lo encontramos, hasta que caímos en la cuenta, ¡no habíamos puesto tapón al desagüe!, y quise creer y creo que aquel ratoncito emprendió un viaje en el cual llegaba al mar con su barquito de papel, si, si como en la película de Buscando a Nemo.

Después mi madre, para consolarme un poco después del disgusto que tuve, me preparó una riquísima taza de chocolate con nubes… Y no se me pasó el disgusto, pero el chocolate estaba buenísimo…

Para empezar a pintar piedras, podéis ver el tutorial AQUÍ.

Escojo las piedras,

Primero pinté la parte donde están las púas de color negro, para luego ir aclarando las púas.


En la segunda capa le pinté líneas de color marrón oscuro.



Pinté la cara de color gris oscuro y pinté también rayas de un color marrón clarito.


Oscurecí los puntos de la cara que tenían menos luz, como la parte superior de la nariz, allí donde se encuentran los ojos.


Le pinté de un color rosa oscuro la parte interna de las orejas, así como le di un toque de gris oscuro en la parte donde el oído se hace profundo.


Les repasé los ojos con el color marrón clarito que usé antes para hacer el pelo de la cara y pinté los ojos de color negro, dándole algunos toques de luz en color blanco.


En diferentes tonos de gris pinté la nariz, empecé pintándola de negro y después pintando color gris medio y acabando con blanco para dar luminosidad en la punta de la nariz.

Espero os haya gustado.

Un abrazo,