domingo, 5 de junio de 2016

RETRATOS EN PIEDRA: MINI-YO-MISMOS

Hoy empiezo fuerte...

Quien no ha tenido alguna vez una profesora a quien odiar???


A mí me pasó, tendría yo aproximadamente unos 4-5 años, ya ves tú, mi madre nos inscribió, a mi hermana y a mí, en un colegio de monjas, porque por aquel entonces es lo que se llevaba y además se creía que allí recibiríamos una buena educación. Conclusión creó en Dios, pero no en la institución de la iglesia, espero no ofender a nadie con esta, mi opinión muy personal. Respeto todas las religiones habidas y por haber.

Sigo, estaba yo en clase de dibujo expandiendo mi mente y dibujando lo que creía que era un bosque y un prado perfecto, con sus árboles con diferentes tonos de verde, y el campo con muchas florecitas pequeñas, hechas con puntos, pero para mí eran flores, cuando de repente, vino esa profesora, me cogió de la patilla de la oreja derecha y mientras me estiraba fuertemente, creí que me iba a arrancar los pelos, me dijo: Puig, no llegarás a pintar bien NUNCA… 

(dibujo de mi hija, primer premio en
un concurso de dibujo)

Y eso se me quedó grabado en la cabeza durante muchos años, aunque incomprensiblemente, en la escuela se hacían concursos del Corte Inglés, donde se ganaban un montón de libros o incluso, algún cheque de dinero para cambiarlo por lo que quisiéramos, precisamente después de más de 40 años, va y mi madre me suelta que con el cheque que gané se lo gastó en un abrigo, jajajaja, como es la buena mujer. Y yo era de las que ganaba los concursos sin yo quererlo, simplemente era yo… 

Una de tantas ilustraciones hechas por mi



Pasados unos años me pregunté: si ganaba los concursos entre miles de alumnos alguna cosa debería hacer bien, digo yo. Así que como el dibujo y la pintura es una de las cosas que siempre me han llamado la atención, decidí estudiar por mi cuenta, primero con libros y luego con YouTube, no es por hacer propaganda pero hay unos vídeos estupendos para aprender técnicas, y aunque no pinto a la perfección, aunque eso es comparado con qué o con quien, sigo perfeccionándome y aquí estoy, atreviéndome a pintar retratos de personas que en la vida me lo habría imaginado… 

Paisaje tropical pintado con acrilicos


Usando mis conocimientos para pintar abanicos....


Os dejo unas piedras pintadas que he realizado no hace mucho… 






Como podéis ver se puede realizar pintar sobre cualquier superficie, sólo hace falta las ganas, la pintura y los pinceles. Yo de momento me quedo con las piedras que me encantan.

Un abrazo y hasta la semana que viene.